Saltar al contenido

RFC Genérico

RFC Genérico

¿Qué es el RFC Genérico?

Un RFC para el público en general, es el que  obtiene toda persona de tipo moral o fiscal y que se encuentra compuesto tanto por letras y números que se encuentran relacionados con diferente información de índole personal.

El RFC genérico se utiliza en ocasiones muy específicas, como por ejemplo, cuando queremos realizar una factura y la persona aun no está de alta en el SAT o con personas que no posee aun su RFC.

El RFC Genérico es entonces un código Universal para nacionales  que puede ser utilizado para facturar a aquellas personas que no se encuentran inscritos en el SAT; incluso los extranjeros pueden hacerlo, cambiando una letra por otra sin problemas.

El RFC Genérico es de uso público general, cualquiera puede usarlo cuando no se desea una emisión de factura electrónica, de esta manera, el trámite de Registro Federal de Contribuyentes no se concluye con los números de identificación sino con un número genérico que permite al sistema proceder sin problemas.

El RFC Genérico para persona física y el de personal Moral son distintos, aunque a primera vista pueda parecer que no, las claves utilizadas pueden cambiar dependiendo del procedimiento de facturación y de si este se realiza en territorio nacional o extranjero.

De qué manera se compone el RFC 

El RFC está compuesto por la primera vocal del primer nombre y la primera vocal del apellido paterno de la persona, prosigue a esto la letra inicial del apellido materno y la letra del primer nombre para continuar con la fecha de nacimiento en orden de AA/MM/DD.

En primera instancia se puede decir que el RFC tiene similitud con el número de CURP ya que toma  mucho de la información personal para realizar el registro y numero de documento; no obstante, pueden existir similitudes en algunas ocasiones y para ello se le anexan 3 números aleatorios, estos con el nombre técnico de Homoclave.

La homoclave aunque  es aleatoria, es muy utilizada para la distinción de homónimos y puede aparecer incluso en la solicitud de RFC de empresa.   En resumen, todo el serial del RFC queda conformado por información personal y un código sencillo de 3 dígitos aleatorios. 

Supongamos que una Persona de Nombre Antonio  Pérez Sandoval  nacido el 23 de abril de 1987 desea realizar su registro en el SAT, su código de RFC seria: AESA870423023. 

En el caso del RFC Genérico,  la identificación se es dada únicamente por la segunda letra del código para indicar el comprador es de tipo Nacional, quedando un código así: XAXX0101010000; no obstante para los extranjeros lo que suele cambiar es directamente la letra A por una E (De extranjero) quedando el código directamente como: XEXX0101010000.

El código genérico funciona sin problemas y es una obligación incluso para clientes que no desean facturar sus compras; no obstante, para identificaciones en ventas de mayor índole gubernamental, el RFC es necesario.

¿Como se usa un RFC genérico?

El RFC genérico es utilizado al momento de realizar una compra y que la tienda o proveedor decida emitir una factura como registro de venta. La factura no puede realizarse sin este tipo de identificación,  aunque algunas personas no tienen un código de este tipo al no  estar registradas en el Servicio de Administración Tributaria.

Para este tipo de personas no registradas se le anexa un código RFC genérico, que no es colocado por esta sino por el mismo proveedor bajo normativas de cada empresa. Las ocasiones en las que una persona puede necesitar un RFC genérico son muchas, pero generalmente son los extranjeros a quienes se les adjudica este patrón indicativo.

Los RFC genéricos también son una ventaja para los vendedores, ya que pueden cancelar facturas sin el permiso del Servicio de Administración Tributaria, un trámite que puede durar incluso 72 horas si se trata de una persona con registro y RFC.

RFC para Ciudadanos extranjeros

Los extranjeros claramente no pueden inscribirse en el SAT; por ende, se utiliza un RFC genérico en el que además se anexa el número de identificación de la persona en el país de nacimiento, como un aval de veracidad para un documento sin base legal del SAT.

El extranjero que no hace uso de operaciones frecuentes con mucha facilidad puede hacer uso de un RFC genérico; sin embargo, si este aun como extranjero reside o tiene visa de permanencia temporal, lo recomendado es que este también realice el registro en el Sistema de Administración Tributaria.

Ejemplos

Un ejemplo de cómo llenar una factura con  un RFC genérico es llenar un formulario de catalogo con lo siguiente:

  • Razón social: el nombre o denominación de tu empresa; sin embargo, al tratarse de un RFC, la Razón social será directamente tu nombre y apellido completo.
  • País: País de residencia o Nacionalidad.
  • Estado: Estado o provincia
  • Municipio
  • Localidad: Área especifica de vivienda
  • RFC: En este  lado del documento generalmente el facturador  coloca el código genérico XEXX0101010000 utilizado para los extranjeros.

La factura ofrece además otros elementos informativos, aunque la misma vuelve a consultar la nacionalidad del comprador  y si este es extranjero se le solicitan los siguientes datos:

  • Residencia fiscal: Indicar la dirección de tu residencia fiscal
  • Registro de identidad tributaria.

Lo último de estas facturas ya va con los números de contacto; no obstantes, esta información no es relevante en lo que respecta al RFC.

¿Dónde se utiliza el RFC genérico?

Hay múltiples situaciones en las que se puede hacer uso de un RFC genérico, algunas en casos muy cotidianos y otros un poco más jurídicos pero igual de necesarios, el RFC genérico del SAT en todo caso, solo puede hacerse uso de dos formas muy particulares y son:

  • En una facturación electrónica global, que es igual a un documento que agrupa un numero especifico de operaciones fiscales que son llevada a un público especifico y muy generalizado.
  • En una facturación indicada a comercio exterior con el que los clientes adquieren múltiples productos sin poseer un RFC de estadía extranjera; en este caso, la adquisición pasa por un proceso  de trato para extranjeros.

¿Qué hacer si eres extranjero y el RFC genérico no te es de utilidad para otros asuntos legales?

Si eres extranjero y el RFC genérico no es viable para algún trámite, deberás crearte un CURP de nacionalidad extranjera pero residencia legal mexicana, las diferencias más notables de este proceso es que la abreviatura  de República Mexicana cambia por la abreviatura de Nacido en el extranjero.

La clave de CURP se entrega en el Instituto nacional de Migración y para realizar esta tramitación solo requieres del documento de situación migratoria. Realizar las tramitaciones es u proceso gratuito por lo que podrás hacerlo sin problemas ni costos excedentes.

RFC Genérico para facturación del SAT

Para facturar SAT se debe tener conocimiento de que este es para efectuar una operación con el público directamente, para ello se debe realizar un procedimiento muy específico.

El primer paso será especificar el momento de entrega de comprobantes impresos y estos deberán tener original y copia (procedimiento que debe realizar directamente el dueño del lugar), esto debe tener el numero de folio consecutivo completamente visible y se debe entregar una copia fotostática a los clientes una vez concluida la transacción; no obstante, el vendedor debe quedarse con el documento original que debe presentarse a autoridades fiscales.

El RFC genérico para facturar SAT debe tener comprobante con registros de auditoría, en dichos comprobantes se debe ver el importe total de operación, que estos muestren un numero consecutivos con total de venta diaria y deben estar firmado por el contador de la organización o empresa, solo si se posee uno; caso contrario, debe realizarse por un representante legal o el mismo dueño del lugar.

Los registros contables electrónicos y las empresas tendrán la oportunidad de saber el valor total de ventas que se hayan realizado con un RFC genérico mexicano; sin embargo, se debe especificar un porcentaje de impuesto realizado por cada operación, en anexo con esto se debe tener dispositivos que sumen valor de las transacciones realizadas por día y el porcentaje por concepto de impuesto correspondiente al SAT. 

Las autoridades fiscales deben tener acceso a las aplicaciones para realizar las consultan sin ningún problemas y además  deben tener la posibilidad de emitir comprobantes,  sumar el total de ventas diarias y poder llevar un registro global, todo esto se encuentra señalado en el Código Fiscal Vigente.

La cancelación de facturas efectuadas con el RFC genérico SAT permite que él los contribuyentes puedan emitir dicho documento al proveedor de facturas, con la condición de que este se haga en un máximo de 72 horas después de emitida dicha factura.

Contacto SAT

Si posees alguna duda con respecto a cómo funciona el sistema de RFC genérico, el RFC público, moral o incluso la homoclave, solo tienes que acudir a un centro del Sistema Administrativo Tributario o contactar  por medio de la asistencia del portal ciudadano del  SAT https://portalsat.plataforma.sat.gob.mx/psp/psatpp/CUSTOMER/CUST/h/?tab=PAPP_GUEST .

Comunicarse por medio telefónico también es posible a través de 55 627 22 728 o por medio del numero de atención  telefónica de Estados unidos y Canadá 01 877 44 88 728.