Saltar al contenido

Ley de Amparo

Sin lugar a dudas una de las normativas más importantes del sistema judicial mexicano es la Ley de Amparo la cual consiste en la protección de los derechos de los ciudadanos autóctonos y extranjeros en múltiples procesos relacionados al ámbito legal, por su parte esta legislación es clasificada como una ley constitucional por lo que resulta fundamental en múltiples casos. 

A pesar de que la Ley de Amparo resulta indispensable para las personas residenciadas en cualquier parte del territorio nacional mexicano, lo cierto es que el gobierno de este país se ha dado a la tarea de llevar a cabo numerosas reformas en esta ley, para garantizar de que esta cumpla con todos sus objetivos y resguarde de forma afectiva los derechos de los ciudadanos.

Cabe destacar que las modificaciones más notables que ha experimentado esta normativa están presentes en ciertos artículos sumamente específicos, los cuales contaban con ciertos vacíos, así que el estado mexicano tomó dicha medida para poder actualizar la Ley de Amparo acorde a las necesidades de los ciudadanos mexicanos de la actualidad. 

¿Qué artículos fueron modificados en la reforma de la Ley de Amparo?

Por su parte la reforma de la Ley de Amparo, la cual supuso numerosos cambios constitucionales se llevó a cabo durante el año 2011, entre los artículos modificados se encuentran el artículo 94, 103, 104 y 107, por su parte la reforma tiene la finalidad de atender de una manera más adecuada los derechos de los ciudadanos y una mejor aplicación de las garantías constitucionales. 

Uno de los cambios más notables de esta reforma es que ahora el juicio de amparo no solamente es determinado por violaciones de los derechos humanos especificados en la constitución mexicana, sino también por el desacato o incumplimiento de los reglamentos establecidos en dicho documento federal. 

Por otro lado uno de los aspectos más interesantes de la reforma que el estado ha llevado a cabo es la eliminación de la postura inflexible de la Ley de Amparo en ciertos casos específicos, incluidos en la constitución y otras normativas relacionadas, lo que permite a los ciudadanos mexicanos obtener mejores resultados en este tipo de situaciones legales. 

Al mismo tiempo el estado de México también tomó la decisión de incluir múltiples criterios específicos, con el fin de que esta normativa tenga un carácter de total obligatoriedad en las situaciones legales relacionadas a dicha legislación, lo que permite que su aplicación sea mucho más efectiva y brinde mayores beneficios a los ciudadanos mexicanos. 

Otra reforma notable en la Ley de Amparo mexicana, es que las autoridades correspondientes también incluyeron y especificaron los intereses legítimos en ciertos tipos de amparos legales, dándoles de esta manera a los ciudadanos mexicanos de tener una comprensión mucho más efectiva de dicha normativa. 

La reforma realizada durante el año 2011 también incluyó la figura de amparo adhesivo en esta normativa, lo que permite mayores posibilidades a las personas al momento de realizar ciertos procesos legales, incluso las modificaciones en esta ley también limitan ciertas acciones de los amparos con respecto a sus efectos. 

Inconvenientes de la Reforma  

Uno de los principales aspectos negativos que ha significado la reforma a la Ley de Amparo para los ciudadanos mexicanos tiene lugar en el párrafo ocho del artículo 104 de dicha normativa, ya que esta establece que esta ley tiene un carácter primordial cuando es solicitada por cualquier autoridad federal, lo que viola directamente el principio de igualdad de acceso a la justicia.

Otro aspecto que también ha perjudicado notablemente a los ciudadanos mexicanos es que la reforma de la Ley de Amparo limita en gran medida la independencia jurídica por parte de múltiples autoridades y funcionarios relacionados a las instituciones encargadas de hacer funcionar el sistema judicial mexicano. 

A su vez la reforma de la Ley de Amparo también deja de lado uno de sus aspectos más importantes, ya que en esta normativa no se especifica que ningún funcionario o autoridad pública sin importar su cargo o función tiene privilegios con respecto a los demás ciudadanos, lo que también va en contra del principio de igualdad social.

Es importante mencionar que esta reforma tampoco otorgó ningún tipo de autonomía o jurisdicción al Consejo de la Judicatura Federal, ni tampoco establece un procedimiento de elección democrático para determinar las autoridades encargadas de llevar a cabo los procedimientos relacionados a la ley de amparo. 

Entre los artículos más criticados en esta reforma se encuentra el artículo 103, ya que este no incluye ninguna normativa referente al amparo para la protección de derechos colectivos, sino que solamente especifica procedimiento para proteger derechos individuales, lo que imposibilita la realización de ciertos procedimientos legales. 

Este artículo tampoco permite el amparo contra acciones legales que perjudiquen los derechos humanos especificados en la constitución mexicana, tampoco especifica ningún tipo de procedimiento relacionado a este tipo de situaciones legales o cuales son las garantías de protección en dichos casos, lo que dificulta la aplicación de esta normativa constitucional. 

Por último este artículo también cuenta con un vacío legal notable, ya que este no especifica que los tratados  de reforma deben ser aprobados mediante los procedimientos especificados en el artículo 135 de esta normativa, ni tampoco explica que dichas reformas solamente pueden ser realizadas si son aprobadas por un referéndum llevado a cabo por los ciudadanos.